El marcado CE es obligatorio cuando se importan productos fabricados en Asia a la Unión Europea. El marcado CE solo puede incluirse en los bienes de consumo que cumplan los requisitos de la marca CE. Las directivas de producto incluyen la conformidad con la salud, la seguridad y la legislación ambiental.

Para verificar los productos de consumo, un organismo certificado debe realizar pruebas de laboratorio para la evaluación de la conformidad con las normas de salud, ambientales y de seguridad. Las pruebas de conformidad en China y en Asia solo pueden ser realizadas por laboratorios que sean organismos certificados en la Unión Europea. Las pruebas de conformidad realizadas por organismos no certificados no tienen validez. AQF propone laboratorios asociados que ofrecen consultoría y pruebas de conformidad reconocidos por la Unión Europea.

 

Prueba de REACH

En 2007, la Unión Europea promulgó el Reglamento REACH (Registro, Evaluación y Autorización de Productos Químicos) para regular el uso de productos químicos en la cadena de suministro y proteger tanto el medio ambiente como la salud de las personas. Los fabricantes e importadores solo pueden vender en el mercado europeo una vez que hayan reunido información sobre sus sustancias químicas y las hayan registrado en la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA). Deben demostrar que los productos químicos utilizados en su producto no perjudican al medio ambiente ni a la salud humana.

Nuestros laboratorios asociados pueden proporcionar servicios de consultoría a importadores, distribuidores y fabricantes para ayudarles con los documentos, la certificación independiente y otras necesidades para cumplir con esta regulación.

 

Prueba de RoHS y RAEE

En vigor desde 2006, el Reglamento RoHS (directiva sobre la restricción de sustancias peligrosas) es una directiva de la Unión Europea que restringe los niveles máximos permitidos de plomo (Pb), mercurio (Hg), cadmio (Cd), cromo hexavalente (Cr6 + ), bifenilos polibromados (PBB) y difenil éter polibromado (PBDE) en diversos tipos de equipos eléctricos y electrónicos. El RoHS está estrechamente vinculado con la directiva RAEE (directiva de Residuos de Equipos Eléctricos y Electrónicos), que establece objetivos de recogida, reciclaje y recuperación de los productos eléctricos. Para garantizar que productos tales como electrodomésticos, equipos informáticos, equipos de consumo, equipos de iluminación, herramientas electrónicas, juguetes, equipos de ocio y deportivos, dispositivos médicos, instrumentos de monitorización y control, y dispensadores automáticos sean aprobados en Europa, nuestros laboratorios colaboradores ofrecen pruebas RoHS y RAEE.

La prueba de cumplimiento de RoHS se realiza en China y en Asia por parte de socios de AQF, incluyendo servicios como el XRF (análisis de fluorescencia de rayos X) y análisis químicos para proporcionar a importadores y fabricantes la prueba de su cumplimiento.

 

Prueba de Alta Tensión (HiPot)

La prueba de alta tensión (HiPot) se pueden realizar en condiciones de laboratorio con equipos de terceros certificados y durante la inspección de un producto. Las pruebas de laboratorio Hi-Pot suelen ser caras, pero son las más fiables.

Las pruebas Hi-Pot pueden ayudar a descubrir defectos de diseño, presión en el aislamiento, cables sueltos, cobre trenzado, conductivos o corrosivos contaminantes alrededor de los conductores, problemas de espaciado de terminales y errores de tolerancia en cables IDC. Si realmente hay una fuga en el aislamiento, el producto se puede romper y ser extremadamente peligroso para cualquier persona que entre en contacto con el producto defectuoso.

Existen tres tipos comunes de pruebas Hi-Pot de laboratorio e in-situ (en la fábrica):

1. Prueba de ruptura dieléctrica - Durante esta prueba, la tensión se incrementa hasta que el dieléctrico falla o se rompe, determinando así el voltaje más alto que puede manejar el cable. Esta prueba suele destruir el dieléctrico, por lo que se realiza sobre una muestra aleatoria.

2. Prueba de rigidez dieléctrica - Esta prueba se realiza para comprobar si el cable puede soportar una cierta cantidad de voltaje durante un tiempo determinado. La fuga se controla durante el test y debe estar por debajo de un límite preestablecido para pasarlo. Esta prueba no es destructiva.

3. Prueba de resistencia del aislamiento- El propósito de esta prueba es determinar la resistencia del aislamiento del producto. Con la medición de la tensión y la corriente, se puede calcular la resistencia del aislamiento.

 

Prueba de colorantes azoicos AZO

La prueba de colorantes AZO es un requisito común de los compradores que se abastecen en China y Asia. Los colorantes AZO son un grupo de tintes sintéticos basados en nitrógeno que se utilizan frecuentemente en la industria textil. Las cantidades de colorantes AZO superiores a ciertos niveles en textiles, cuero y otros artículos que entran en contacto directo y prolongado con la piel son ilegales desde 2003, en base a la directiva de la UE 2002/61/EC. Los productos textiles y de cuero pueden contener otros productos químicos peligrosos como el níquel, el cadmio, los compuestos orgánicos de estaño y el plomo.

Las regulaciones sobre la prueba de laboratorio de colorantes AZO se incluyeron en la directiva REACH 2009.

 

Prueba de cadmio

La regulación de la EU para esta sustancia altamente tóxica está bajo la directiva REACH, así como de la EN-71.

 

Prueba de materiales en contacto con alimentos

Todos los materiales que entren en contacto con los alimentos deben ser seguros y estar fabricados de modo que eviten cualquier transferencia de sus componentes a los alimentos por encima de las cantidades máximas definidas por la Unión Europea. Los materiales de envasado de alimentos no deben transferir ninguno de sus ingredientes a los alimentos que puedan poner en peligro la salud humana o cambiar la composición, el sabor o el aroma de los alimentos.

Los laboratorios asociados​ a AQF tienen un amplio conocimiento de las regulaciones internacionales relativas a la prueba de materiales en contacto con alimentos. Nuestros socios pueden realizar pruebas en China y en Asia de acuerdo con diversas normas, incluyendo, pero no limitado a, las EC 1935/2004, EN 1186 y EN 13130 para la Unión Europea.

 

Prueba de ftalatos

Realizada habitualmente por nuestros laboratorios asociados en China y Asia, una prueba de conformidad de ftalatos es esencial para asegurar que sus productos cumplan con la regulación de la Unión Europea, establecida en 1999 y ahora cubierta por la directiva REACH.

Los ftalatos se utilizan principalmente como un componente de los plastificantes para aumentar la flexibilidad, transparencia, durabilidad y longevidad, y como aditivos en ciertos plásticos. Se pueden encontrar en varios productos, especialmente en juguetes para bebés, envases de alimentos, calzado, prendas de vestir, dispositivos médicos y muchos más.

 

Prueba de En-71

La norma EN 71, es el reglamento de la Unión Europea para la seguridad de los juguetes que se promulgó en 2009. El cumplimiento de la norma se exige por ley para todos los juguetes comercializados o distribuidos en la Unión Europea. Las pruebas para la seguridad de los juguetes incluyen la inspección y el análisis mecánico, físico, de inflamabilidad, químico, eléctrico, de contenido de plomo, toxicológico, radiactivo y de embalaje y etiquetado. También hay normas específicas que deben seguirse para juegos químicos, pinturas de dedos y juegos activos.